Cada vez son más las empresas que optan por utilizar packaging flexible para proteger sus productos. Lo que conocemos como embalaje o packaging flexible, se ha utilizado tradicionalmente en productos alimenticios debido a su versatilidad, sin embargo, en la actualidad este tipo de envoltorio se utiliza para todo tipo de productos.

Los embalajes flexibles son baratos, resistentes y se adaptan a cualquier producto. Hoy en día, las marcas buscan un tipo de embalaje que resista ante todo tipo de circunstancias, debido a que cada vez son más los productos que viajan muchos kilómetros hasta llegar al consumidor final, por eso necesitan una especial protección y a la vez, un embalaje flexible que se adapte por completo a su forma específica, los diseños de packaging flexible garantizan tanto la protección del producto, como su adaptabilidad.

En esta ocasión, vamos a analizar las características y ventajas de los embalajes flexibles que existen en la actualidad, destacando además sus ventajas y las razones por las que muchas empresas optan por embalajes flexibles para sus productos.

¿Qué es exactamente el packaging flexible?

Conocemos como packaging flexible a una serie de embalajes cuya principal característica es su adaptabilidad al material, debido a la elasticidad que ofrece.

La flexibilidad o elasticidad de un material de embalaje es muy importante por distintas razones. Habitualmente hemos identificado rigidez con protección, por tanto, aquellos bienes que requerían de una protección extra durante su transporte, demandaban embalajes rígidos que los protegieran, los nuevos embalajes flexibles han demostrado que una cobertura elástica puede ser tan eficaz como un embalaje rígido, incluso pueden llegar a ser más seguros, debido a los materiales con los que se fabrican.

Como veremos a continuación, existen muchos embalajes flexibles, hoy en día un producto se puede proteger haciendo uso de diferentes materiales elásticos, cuya flexibilidad permite que el paquete sea más ligero y esté a la vez protegido ante cualquier circunstancia.

También cabe destacar, cuando nos referimos a packaging flexible, que los materiales con los que se fabrican en su mayoría son respetuosos con el medio ambiente, y en general, mucho menos contaminantes a corto y largo plazo que los embalajes tradicionales.

En Polyjute te ofrecemos la mayor selección de embalajes flexibles para la protección de productos, tanto en período de almacenaje, como durante su transporte. Si estás buscando un material elástico y extremadamente resistente, que además se adapte a todo tipo de productos, en Polyjute te ofrecemos la mejor solución.

Ventajas y beneficios del embalaje flexible

Los embalajes flexibles que se utilizan en la actualidad ofrecen muchas ventajas, si los comparamos con los embalajes que se han utilizado habitualmente, entre sus principales beneficios, destacamos los siguientes:

  • A diferencia de los embalajes rígidos, el packaging flexible se adapta por completo a cualquier tipo de producto, tanto en tamaño como en forma.
  • Los materiales elásticos con los que se trabaja actualmente son muy resistentes a golpes, torsiones y cualquier tipo de fuerza que pudiera dañarlos. Lo que se busca con este tipo de packaging es ofrecer una alta resistencia en cualquier situación.
  • El packaging flexible es más barato, debido a que su fabricación es más económica que la de la mayoría de embalajes rígidos.
  • Propiedades como su maleabilidad y su peso son también una ventaja. La maleabilidad es la capacidad de adaptación de los productos plásticos, mientras que su peso hace referencia a la ligereza de este tipo de embalaje, con un peso muy inferior al de otros materiales.
  • Cada vez son más las soluciones sostenibles que se utilizan a la hora de fabricar y distribuir packaging flexible. Lo que buscamos no solo es utilizar este material como un protector ligero, sino cuidar el medio ambiente mediante el uso de materia prima sostenible.
  • Los embalajes flexibles son muy resistentes, gracias a que los materiales con los que están fabricados absorben golpes y protegen cualquier tipo de producto.

Tipos de embalaje y packaging flexible

En función de su fabricación, existen diferentes tipos de embalaje flexible. Los más utilizados para embalaje y protección son los siguientes.

  • Extrusión

    El extrusionado es un proceso muy habitual, en este caso las láminas plásticas se funden por presión. Dependiendo del grosor que queramos obtener, podemos añadir más o menos láminas.

  • Laminación

    En el proceso de laminación para embalajes flexibles unimos varias capas plásticas mediante adhesivos. El resultado es una sola lámina muy resistente y flexible.

  • Recubrimiento

    En este caso utilizamos una lámina que actúa como soporte, para a continuación recubrirla con una películas de polímeros.

  • Coextrusión

    Este tipo de embalaje se basa en la unión de varios materiales plásticos poliméricos, generando una lámina multicapa.

Estos procesos dan origen a distintos tipos de embalajes flexibles, aptos para cualquier tipo de packaging. Debido a sus propiedades, no solo protegen su contenido, sino que además pueden conservar la temperatura, por eso este material se utiliza especialmente en la industria alimentaria.

Usos del embalaje flexible en la industria alimenticia

Debido a las propiedades que hemos analizado anteriormente, el packaging flexible se utiliza habitualmente para conservar productos alimenticios. Muchos alimentos requieren de embalajes especiales para conservar su propiedades, además es imprescindible que estén completamente protegidos durante su almacenamiento y transporte.

Muchos de los métodos de fabricación de packaging flexible están orientados precisamente a la conservación de alimentos, por eso gran parte de este sector elige embalajes flexibles para sus productos.

En este sentido, es fundamental que el embalaje en contacto con el alimento no deje ningún tipo de residuo, ni pueda interferir en el sabor, los materiales plásticos flexibles se adaptan por completo a estas exigencias, por eso son el mejor material para la conservación de alimentos.

La fabricación de envases de plástico garantiza una absoluta protección para todo tipo de bienes que deben ser distribuidos y almacenados, hasta llegar al consumidor final. En Polyjute te ofrecemos la mayor selección de embalajes flexibles para empresas, nuestros embalajes son más seguros y resistentes, y además se adaptan a cualquier tipo de producto. Fabricamos embalajes plásticos de distintos tamaños, así como otros productos con base plástica como bobinas de etiquetado, sacos y mucho más.