El plástico termoretráctil es uno de los sistemas de embalaje más utilizados hoy día debido a su capacidad para adaptarse a cualquier tipo de mercancía. En este post te explicamos de forma detallada qué es el plástico o film termoretráctil, cómo se fabrica, cuáles son sus características y por qué se usa en embalajes.

Qué es el plástico termoretráctil

El plástico retráctil o film termoretráctil es un tipo de plástico que se encoge a una fracción de su tamaño original cuando se calienta, ajustándose como un guante a la forma de cualquier objeto que envuelva. Se trata, por tanto, de un material muy versátil que se usa con frecuencia en packaging flexible.

El plástico retráctil es fácil de usar. Puede cortarse y moldearse con tijeras normales y perforadoras. Antes de encoger, la superficie del plástico retráctil puede decorarse en una amplia variedad de formas. También puede decorarse una vez encogido.

¿De qué está hecho el film termoretráctil?

El plástico retráctil es un material hecho de film plástico polimérico. Este film puede ser poliolefina, PVC, polietileno o polipropileno. Todos están disponibles en una amplia variedad de espesores, claridades, resistencias y ratios de retracción. Cada uno de ellos tiene diferentes capacidades y características que los hacen adecuados para aplicaciones específicas.

A partir de estos plásticos pueden fabricarse envoltorios multicapa con diferentes aditivos que ofrecen propiedades específicas.

Características

A parte de su capacidad para encogerse con el calor, el plástico termoretráctil tiene otras características. Entre las más destacadas está ser inmune al fuego y proteger frente a la acción de la humedad, el sol, el polvo y las sustancias corrosivas.

Diferencias entre film termoretráctil y film estirable

La envoltura retráctil y la envoltura elástica se confunden a menudo ya que se parecen mucho, pero funcionan de forma muy diferente. El film termoretráctil se encoge cuando se le aplica calor. El film estirable es el material que se estira para envolver un objeto. El propósito es el mismo, pero como vemos la forma de conseguirlo es distinta.

Cómo se hace el embalaje con plástico retráctil

Como mencionamos, puede hacerse de dos formas, con pistola de aire caliente o con máquina:

Retractilado con pistola de aire caliente:

  • Se envuelve la mercancía con el film termoretráctil.
  • Se aplica calor sobre el plástico con la pistola, hasta que el film se ajuste por completo.
  • Se deja que se enfríe la mercancía antes de moverla o de hacer cualquier otra acción.

Retractilado con máquina:

  • Se monta la bobina de plástico retráctil en la máquina.
  • Se pasa la hoja de film por el rodillo.
  • Se ajustan las medidas al ancho del objeto que se va a embalar.
  • Se prepara una soldadura previa y se introduce en ella el elemento.
  • Se ajusta el paquete a la esquina del área de retractilado.
  • Se pone en marcha la máquina.

Tipos de plásticos termo-retráctiles

PVC

PVC significa Cloruro de Polivinilo y durante años fue el plástico de envoltura retráctil preferido para las ventas al por menor, debido a su peso ligero y a su bajo precio. El PVC es duradero, y  puede usarse para muchos propósitos diferentes. Su consistencia (antes de exponerse a calor) se asemeja al celofán.

El PVC tiene una temperatura de retracción muy baja. Después de que se aplica el calor se vuelve duro y rígido. Sin embargo, hoy día se está dejando de lado por sus cualidades negativas para el medioambiente. Además, durante el sellado y el calentamiento, el PVC emite un fuerte olor debido al cloruro.

Poliolefina

La poliolefina o POF es un film retráctil de primera calidad, ya que es extremadamente duradera y versátil. La POF es resistente a la perforación, y tiene una fuerte fuerza de sellado, lo que permite que se use para envolver artículos de forma irregular. Además, está hecha de materiales 100% reciclables. La POF se usa habitualmente para agrupar varios artículos juntos, y tiene la capacidad de encogerse completa y rápidamente.

Uno de los principales beneficios de la película retráctil de poliolefina es la aprobación de la FDA para el contacto directo con alimentos. Debido al cloruro existente en la película retráctil de PVC, no está aprobada para el contacto directo con alimentos. Por este y otros motivos, a día de hoy, el film retráctil de poliolefina está superando rápidamente al PVC como la película retráctil más utilizada para el embalaje de venta al por menor.

Polietileno

El polietileno es el plástico más común en el mundo y viene en múltiples variantes. El film retráctil de polietileno se usa más comúnmente para el embalaje de objetos pesados. Para las ventas al por menor, el polietileno se utiliza a menudo para embalar cajas de botellas de agua y productos enlatados. El film retráctil de polietileno para la venta al por menor ofrece una excelente tasa de estiramiento y resistencia a la perforación.

Usos del plástico termoretráctil como plástico de embalaje

La capacidad del film termoretráctil para encogerse cuando se expone al calor es clave en su uso como embalaje. Las aplicaciones más comunes son:

  • Almacenamiento: tanto en interior como en exterior.
  • Paletización: El film plástico permite compactar la carga y fijar la mercancía, impidiendo que se muevan y garantizando un menor deterioro.
  • Exportación: el embalaje con film retráctil facilita la conservación y ausencia de deterioros durante el transporte.

Cuando se envuelve un objeto con este plástico y se aplica calor el film se encoge adaptándose por completo a la forma del objeto, plastificándolo. Se consigue así un efecto de envasado al vacío. El calor puede aplicarse con una pistola de calor manual (eléctrica o de gas), o el producto y el film pueden pasar por un túnel de calor en una cinta transportadora.

El plástico termoretráctil se emplea para embalar todo tipo de productos. La envoltura retráctil se utiliza comúnmente como envoltura en muchos tipos de embalaje, incluyendo cartones, cajas, latas de bebidas, pallets. Pero también hay más usos. Por ejemplo, se utiliza a veces para envolver libros y preservarlos en perfecto estado. Verduras como los pepinos pueden envolverse individualmente con plástico retráctil para conservarlos y extender su vida útil. Incluso se usa para envolver techos después de huracanes, terremotos, tornados y otros desastres naturales.

Ventajas del film plástico para embalaje

El plástico termoretráctil se usa por su capacidad para envolver y proteger todo tipo de objetos, inmovilizándolos y estabilizándolos para su correcto almacenaje y transporte.

Otra ventaja de este tipo de embalaje es que conserva mejor los alimentos y, al ser transparente, permite ver el estado de la mercancía. También permite almacenar productos a la intemperie sin que la lluvia los deteriore.

¿Quieres saber más sobre el envase flexible? En Poly & Jute te lo contamos.